Nuestro compromiso con el desarrollo sostenible y el respeto medioambiental han desembocado en una apuesta por productos de belleza y cosmética realizados con componentes 100% naturales, en su mayoría ingredientes vegetales obtenidos mediante agricultura controlada de nuestras propias plantaciones o procesos biológicos naturales.

El pricipal objetivo es ofrecer una gama de productos exclusivos cuya composición y elaboración no contenga prácticamente ningún aditivo químico ni fragancia sintética. De esta forma, queremos minimizar al máximo las reacciones alérgicas y los riesgos para la salud que algunos productos de cosmética y belleza convencionales producen en muchas personas.  Por supuesto, ninguno de los productos creados por Éyone Cosmetics han sido desarrollados ni testados con animales.

La vuelta a los orígenes,  el respeto medioambiental o la búsqueda de productos naturales y de proximidad son valores cada vez más extendidos entre nuestra sociedad. Valores que compartimos en Éyone Cosmetics y que forman parte de una filosofía de desarrollo sostenible sin la que los productos de cosmética natural no serían posibles.